6 razones para beber una copa de vino al día

¿Qué es realmente una copa de vino? Una copa de vino siempre ha estado sinónimo de placer para muchos, un sinónimo de disfrutar, de pasárselo bien cenando con unos amigos, o simplemente como a un momento de relajación personal e íntimo. Pese a todo esto, el vino es completamente distinto a otros productos que se presentan de la misma forma como productos de placer, como ahora el tabaco, ya que el vino aporta una serie importante de beneficios para la salud de quien lo consume.

Numerosos estudios científicos avalan que el consumo moderado de vino tinto, una o dos copas al día, sería ideal para al cuidado de nuestro cuerpo, ya que ayuda a prevenir un gran abanico de enfermedades cardiovasculares, aparte de mejorar en muchos otros aspectos de nuestro organismo.

6 aspectos beneficiosos que nos aporta una copa de vino:

  1. Disminución de los efectos nocivos del tabaco: El vino negro sirve para regular los vasos sanguíneos i relaja la fricción que se produce entre ellos, la cual cosa, aporta efectos muy positivos para el corazón.
  2. Reducción del riesgo de cáncer: El vino negro ayuda a reducir el riesgo de cáncer de pulmón en los hombres, ya que bloquea el crecimiento de las células que lo provocan aparte de reducir en un 60% la incidencia de cáncer de próstata,  debido al compuesto que contiene el vino tinto, llamado resveratol.
  3. Cuidado de nuestro corazón: Una copa de vino tinto contribuye a aumentar los niveles de producción del denominado colesterol bueno, que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.
  4. Ayuda a combatir la obesidad: El mero hecho de beber vino, activa un gen que impide la formación de células de grasa y ayuda a movilizar las que ya se han producido, de ésta forma, contribuye a reducir la obesidad y el sobre peso.
  5. Regulación de la presión arterial: Beber una copa de vino negro, disminuye la presión, perfecto para las personas que sufren de hipertensión.
  6. Complemento placentero: Bebiendo vino, según diversos estudios científicos, se liberan una serie de endorfinas en determinadas partes del cerebro que provocan una sensación de placer a través de emociones positivas

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.